Beneficios del aceite de oliva

Beneficios del aceite de oliva

oliva.jpg

Retrasa o evita la osteoporosis:

Cuida los huesos, ya que detiene la pérdida de la densidad ósea.

Impide la obstrucción de las arterias:

Sus poderes antioxidantes, derivan en una buena circulación sanguínea.

Estabiliza la presión alta:

Se ha demostrado que conserva estables los niveles del flujo sanguíneo elevado.

Controla la glucosa:

Regula la producción de insulina y mantiene los índices de glucosa por lo que reduce el riesgo de padecer diabetes.

Previene el cáncer de mama:

Contiene ácido oleico, eficiente para luchar contra las células cancerígenas, lo que disminuye las probabilidades de padecer este mal

Reduce riesgos cardiovasculares:

Sus componentes no se van acumulando en las arterias por los que reduce en un alto porcentaje de tener un accidente cardiovascular.

Humecta la piel:

Si lo aplicas en la piel protege de los radicales libres y retrasa la aparición de arrugas.

Mejora la digestión:

Tiene ácidos esenciales que mejoran la función intestinal, por lo que facilita el proceso digestivo y evita el estreñimiento.

Contrarresta la artritis.

Su sabor característico posee propiedades antiinflamatorias, así que minimiza las molestias y dolores de esta enfermedad.

Úsalo como ungüento y aminora el dolor muscular.

Es útil para dar masajes y reduce las molestias musculares.

Newsletter

Suscribete con tu email para recibir las recetas.