Buscar Recetas

Receta de tarta de queso oreo

1882 Creado: Sep 28, 2019
Receta de tarta de queso oreo
  • Servir: 4 Pers
  • Tiempo: 30min
  • Calorias: 223
Print

Hay pocos postres tan conocidos, versionados y degustados como la tarta de queso. Con horno, sin horno, con o sin base de galletas, en compañía de alguna mermelada, al estilo New York cheesecake o «a mi manera», el caso es que casi todos los que nos consideramos un poco cocinillas hemos elaborado la nuestra propia.

Esta tarta de Oreo y queso fría sin horno es perfecta para preparar cuando hace calor porque se elabora todo en frío, aunque es apta para comerla durante todo el año porque a ver quién se resiste, ¡está buenísima! Además se prepara de forma sencilla y necesita pocos ingredientes, ¿qué más se puede pedir?

Y aunque es una tarta de queso, las protagonistas aquí son las galletas Oreo, que le aportan su característico sabor y sobre todo ese puntito de sal que al menos para mi es el que marca la diferencia respecto a utilizar otro tipo de galletas.

Si te gusta preparar dulces, no tienes más que consultar nuestra sección de postres para ampliar tu recetario, y más concretamente las tartas que de forma casera y sencilla hemos ido elaborando, como la clásica tarta de queso al horno, la tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada o la famosa tarta de zanahoria o carrot cake.

Ingredientes

Preparación

  1. Hacer esta tarta de queso oreo es muy similar a elaborar la tradicional cheesecake, por lo que si la has hecho antes de seguro esta versión te resultará muy fácil. Comienza encendiendo el horno a 180 ºC.
  2. Abre ambos paquetes de galletas y retira la crema de las oreo, que guardarás en otro recipiente. Con la ayuda de una licuadora o batidora manual, tritura muy bien las galletas hasta obtener un polvo fino. Separa cuatro o cinco cucharadas grandes de este polvo para cubrir la tarta y reserva el resto en un bol para la base.
  3. Derrite la mantequilla y añádela al polvo de galletas que has reservado para la base, luego mezcla con la ayuda de tus manos hasta obtener una masa compacta y perfectamente hidratada.
  4. Toma el molde en el que harás la tarta, el cual debe ser redondo y preferiblemente desmontable para facilitar el trabajo, y vierte la masa de galletas en él. Con la ayuda de tus dedos reparte bien la masa hasta conseguir que tenga un grosor uniforme en toda la base. Mete en la nevera para que se vaya endureciendo.
  5. En un recipiente espacioso vierte el queso Philadelphia y la nata, removiendo con la ayuda de unas varillas manuales hasta que ambos ingredientes estén integrados. Después incorpora los huevos, el azúcar y la crema que has retirado de las oreos. Remueve bien hasta que el resultado sea una crema homogénea.
  6. Saca el molde de la nevera y vierte por encima la crema de queso, repartiendo uniformemente con una espátula. Cubre el molde con papel aluminio e introduce la tarta en el horno durante 45 minutos sin abrirlo en ningún momento. Transcurrido este tiempo, apaga el horno y deja la tarta dentro para que se cocine un par de horas con el calor residual.
  7. Saca del horno y mete en la nevera, se recomienda dejarla enfriar al menos durante dos horas para asegurarte de que cuaje muy bien. Pasado este tiempo, saca tu tarta de queso oreo de la nevera y cubre con las galletas trituradas que has reservado ¡el resultado será una oreo gigantesca y deliciosa!
  8. Comparte las recetas en tus Redes Sociales

Receta de tarta de queso oreo



  • Servir: 4 Pers
  • Tiempo: 30min
  • Cooking Time: 20min
  • Calorias: 223
  • Difficulty: Easy

Hay pocos postres tan conocidos, versionados y degustados como la tarta de queso. Con horno, sin horno, con o sin base de galletas, en compañía de alguna mermelada, al estilo New York cheesecake o «a mi manera», el caso es que casi todos los que nos consideramos un poco cocinillas hemos elaborado la nuestra propia.

Esta tarta de Oreo y queso fría sin horno es perfecta para preparar cuando hace calor porque se elabora todo en frío, aunque es apta para comerla durante todo el año porque a ver quién se resiste, ¡está buenísima! Además se prepara de forma sencilla y necesita pocos ingredientes, ¿qué más se puede pedir?

Y aunque es una tarta de queso, las protagonistas aquí son las galletas Oreo, que le aportan su característico sabor y sobre todo ese puntito de sal que al menos para mi es el que marca la diferencia respecto a utilizar otro tipo de galletas.

Si te gusta preparar dulces, no tienes más que consultar nuestra sección de postres para ampliar tu recetario, y más concretamente las tartas que de forma casera y sencilla hemos ido elaborando, como la clásica tarta de queso al horno, la tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada o la famosa tarta de zanahoria o carrot cake.

Ingredientes

Preparación

  1. Hacer esta tarta de queso oreo es muy similar a elaborar la tradicional cheesecake, por lo que si la has hecho antes de seguro esta versión te resultará muy fácil. Comienza encendiendo el horno a 180 ºC.
  2. Abre ambos paquetes de galletas y retira la crema de las oreo, que guardarás en otro recipiente. Con la ayuda de una licuadora o batidora manual, tritura muy bien las galletas hasta obtener un polvo fino. Separa cuatro o cinco cucharadas grandes de este polvo para cubrir la tarta y reserva el resto en un bol para la base.
  3. Derrite la mantequilla y añádela al polvo de galletas que has reservado para la base, luego mezcla con la ayuda de tus manos hasta obtener una masa compacta y perfectamente hidratada.
  4. Toma el molde en el que harás la tarta, el cual debe ser redondo y preferiblemente desmontable para facilitar el trabajo, y vierte la masa de galletas en él. Con la ayuda de tus dedos reparte bien la masa hasta conseguir que tenga un grosor uniforme en toda la base. Mete en la nevera para que se vaya endureciendo.
  5. En un recipiente espacioso vierte el queso Philadelphia y la nata, removiendo con la ayuda de unas varillas manuales hasta que ambos ingredientes estén integrados. Después incorpora los huevos, el azúcar y la crema que has retirado de las oreos. Remueve bien hasta que el resultado sea una crema homogénea.
  6. Saca el molde de la nevera y vierte por encima la crema de queso, repartiendo uniformemente con una espátula. Cubre el molde con papel aluminio e introduce la tarta en el horno durante 45 minutos sin abrirlo en ningún momento. Transcurrido este tiempo, apaga el horno y deja la tarta dentro para que se cocine un par de horas con el calor residual.
  7. Saca del horno y mete en la nevera, se recomienda dejarla enfriar al menos durante dos horas para asegurarte de que cuaje muy bien. Pasado este tiempo, saca tu tarta de queso oreo de la nevera y cubre con las galletas trituradas que has reservado ¡el resultado será una oreo gigantesca y deliciosa!
  8. Comparte las recetas en tus Redes Sociales

Más Recetas

Redes Sociales

Anuncios

Newsletter

Suscribete con tu email para recibir las recetas.